jueves, 21 de octubre de 2010

EL ESPIRITÚ DE LA CONTRADICCIÓN VIVE AL FINAL DE LA CALLE



Nada mas llegar al trabajo , alli estaba, en forma de mensaje en el correo, buff... otra vez, otro correo, no me apetecia abrirlo.

Ya avanzada la mañana en un momento de sosiego del trabajo, mientras volvía a revisar mi correo instintivamente lo volvi a ver allí. Lo abrí y lo lei, ¿que hago? pensé, no me apetece mucho la idea, pero..., busque con el ratón el botón responder y le dije que sí, enviar..... a lo mejor aún cambio de opinión, ya veremos.

Abrió el portal, serena y firme, me miro y sonrió ligeramente, no la esperaba así, toda maquillada con un vestido estupendo, tacones muy altos a juego con su mirada, cerro la puerta decidida, vino hacia mi como diferente, no era la misma que dejé en aquel portal unas noches antes.

Le di mi brazo para que se cogiera, empezamos a caminar, me miro y me dedico una sonrisa cómplice, clavé un pie y giré 180 grados hacia su portal.

- ¿pero no vamos a......?
- después....



jim jones reveu - princess and the frog

3 comentarios:

la chica de las biscotelas dijo...

pues vivan esas contradicciones, y los giros de 180º!

el fantástico amante de pástico dijo...

y que vivan tus zapatos de tacón alto... chica biscotequela... cuando quieras giramos, ya buscaremos los grados....

Neog dijo...

jeje... despues de qué? me ha gustado mucho.